b-guided > Barcelona

Vivienda cooperativa

Espacios La Borda

08.05.20

La vivienda, aspecto fundamental para la habitabilidad de las ciudades y elemento que establece la cohesión sobre la que toda comunidad sólida y próspera se cimenta, es actualmente un asunto polémico. En la ciudad contemporánea, la vivienda se encuentra cada vez más bajo la amenaza de la especulación y la austeridad. El modelo económico neoliberal imperante ha hecho que el incremento de los precios de la propiedad y el alquiler haya sobrepasado el de los salarios y que el papel del gobierno local como garante de la provisión de vivienda social de calidad haya ido minándose. Una respuesta a esta deserción de responsabilidad gubernamental ha sido la vivienda cooperativa. La Borda, en el barrio de Sants y con 28 unidades habitacionales que terminaron de construirse en 2018, es ejemplo de uno de esos esquemas.

Sants es uno de los barrios más auténticamente barceloneses. Apenas ha sido alterado por el efecto del turismo masivo de la era post-olímpica y posee una larga y orgullosa historia de cooperativas obreras y sindicatos. Desde su elevado emplazamiento, La Borda mira hacia el vecindario de La Bordeta, cercano al antiguo precinto industrial de Can Batlló, centro de producción textil durante el siglo XIX y también suelo fértil para esta cooperativa de vivienda fundada en 2012 por una asociación de vecinos que buscaba una solución alternativa que les permitiera resolver la crisis de vivienda que estaba afectando a su comunidad. El esquema plantea un modelo de vivienda basado en la propiedad compartida, la participación del propietario, la construcción sostenible y el bajo consumo de energía. Las tradicionales corralas ofrecieron a Lacol architects (ellos mismos un equipo que funciona como cooperativa) el modelo de tipología doméstica en base al cual definir su proyecto.

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lluc Miralles

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lacol

    Típicas del sur de España, las corralas son un modelo de vivienda popular cuyo eje es un patio interior en torno al cual se disponen y se accede a los apartamentos individuales. El solar ha sido arrendado a la cooperativa de vecinos por un periodo de setenta y cinco años.

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lluc Miralles

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lluc Miralles

    El edificio contiene tres tipos de apartamentos, con unas dimensiones aproximadas de 40m2, 58m2 y 76m2 respectivamente. Entre los servicios comunitarios que alberga se cuentan una cocina-comedor, lavandería, espacio polivalente, alojamiento para invitados, área de salud y seguridad, cuartos para almacenaje en cada planta y espacios exteriores y semi-exteriores, como el patio y las cubiertas. La estructura de la entrada incluye un marco de CLT (madera laminada), un material ligero, de alta calidad y renovable, que es legible a lo largo de toda ella.  La madera, a diferencia del aluminio o el hormigón, es un material de construcción renovable cuya huella de impacto ecológico es notablemente menor a la de éstos. La Borda es actualmente la construcción realizada con una estructura de madera de mayor altura en España.

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Institut Municipal de l’Habitage i Rehabilitació de Barcelona

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lluc Miralles

    El edificio ha sido concebido como vivienda pasiva, permitiendo a los habitantes controlar los niveles de confort interior según sus propios criterios mediante un equipamiento simple, como persianas y ventanas. Centro vital de este planteamiento es el patio, que está acristalado y facilita la captura de ganancia solar durante los meses de invierno mientras que, en verano, genera un efecto chimenea con ventilación forzada. El sistema centralizado de agua caliente y de aire acondicionado funciona con una caldera de biomasa, mientras que puertas y ventanas de cierre hermético garantizan una mínima pérdida térmica. Así, de manera efectiva, el consumo energético del edificio ha quedado reducido a cero.

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Gabriel López

    El edificio ha sido concebido como vivienda pasiva, permitiendo a los habitantes controlar los niveles de confort interior según sus propios criterios mediante un equipamiento simple, como persianas y ventanas. Centro vital de este planteamiento es el patio, que está acristalado y facilita la captura de ganancia solar durante los meses de invierno mientras que, en verano, genera un efecto chimenea con ventilación forzada. El sistema centralizado de agua caliente y de aire acondicionado funciona con una caldera de biomasa, mientras que puertas y ventanas de cierre hermético garantizan una mínima pérdida térmica. Así, de manera efectiva, el consumo energético del edificio ha quedado reducido a cero.

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lluc Miralles

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lluc Miralles

    Los residentes están vinculados al funcionamiento y actividad del edificio mediante la celebración de reuniones mensuales y el uso de los espacios comunitarios, que aquí abarcan un 25% del área total construida, cuando el porcentaje habitual sería de un 10%. La frontera física y metafórica entre espacio privado y comunidad está intencionadamente difuminada y la propia naturaleza abierta e inacabada de La Borda es un reflejo de las múltiples posibles maneras en las que este edificio podría evolucionar en el futuro.

  • La Borda vivienda cooperativa

    Foto © Lacol

  • Espacios La Borda
  • Vivienda cooperativa
  • C/ de la Constitució,
  • La Bordeta,
  • Sants