b-guided > Barcelona

Extremaunción

Tanatorio Sant Joan Despí

Por Redacción 27.01.14

Una intervención arquitectónica que es en partes iguales paisaje y construcción. El estudio de Barcelona Batlle i Roig Arquitectes, galardonado con múltiples premios, recientemente completó esta morgue que interconecta perfectamente el aparcamiento, la capilla, la morgue y el paisaje en un todo muy coherente. Con una paleta de materiales reducida al mínimo y que incluyó la vegetación natural que rodea el sitio, ubicado en Sant Joan Despí en los suburbios de Barcelona, ​​el tanatorio es un edificio finamente realizado. El proyecto es a la vez moderno y clásico, en el sentido de que un repertorio reconocible de motivos y materiales estructurales se han combinado de manera muy contemporánea, la llegada del coche y el proceso de duelo son elementos integrales de este edificio que utiliza internamente la luz para diferenciar las zonas públicas y las zonas privadas, en una manera muy escultural y sensible. Batalla i Roig son reconocidos tanto por sus proyectos arquitectónicos como por su innovador trabajo en paisajismo.

El eje de acceso del cementerio existente organiza la propuesta, se implanta el nuevo edificio al norte de este y al sur se desarrolla una pieza de aparcamiento que se conecta a la vitalidad existente. El eje de acceso al cementerio existente se convierte en una plaza de acceso que pone en relación las 3 piezas principales (cementerio, tanatorio y aparcamiento). Alrededor de estos ámbitos se refuerza la vegetación existente para completar el carácter de parque que respira el lugar.

La integración al entorno del edificio parte de la adaptación a la topografía existente, mediante unas cubiertas inclinadas que recogen el terreno y del tratamiento vegetal de gran parte de estas cubiertas que pretenden fundirse con los taludes vegetales adyacentes y mejorar la visión que se tiene del conjunto desde las calles perimetrales, que quedan a una cota más elevada. Con esta estrategia además se reduce el volumen aparente del edificio, reduciendo la visión de lo construido y aumentando las superficies vegetales.

  • El eje de acceso del cementerio existente organiza la propuesta, se implanta el nuevo edificio al norte de este y al sur se desarrolla una pieza de aparcamiento que se conecta a la vitalidad existente. El eje de acceso al cementerio existente se convierte en una plaza de acceso que pone en relación las 3 piezas principales (cementerio, tanatorio y aparcamiento). Alrededor de estos ámbitos se refuerza la vegetación existente para completar el carácter de parque que respira el lugar.

  • La integración al entorno del edificio parte de la adaptación a la topografía existente, mediante unas cubiertas inclinadas que recogen el terreno y del tratamiento vegetal de gran parte de estas cubiertas que pretenden fundirse con los taludes vegetales adyacentes y mejorar la visión que se tiene del conjunto desde las calles perimetrales, que quedan a una cota más elevada. Con esta estrategia además se reduce el volumen aparente del edificio, reduciendo la visión de lo construido y aumentando las superficies vegetales.

  • La planta del edificio, de 700 m2, dispone una organización que ordena el edificio en dos ámbitos claramente diferenciados, por un lado el ámbito público formado por el conjunto de estancias pensadas para servir a los usuarios de la instalación y por otro lado el ámbito privado configurado por las piezas de servicio necesarias para la preparación de los difuntos y el movimiento de los féretros entre estas. Un sistema de patios completa la organización de la planta, estos patios ordenan, jerarquizan e iluminan los espacios a la vez que establecen filtros entre los diferentes ambientes.

  • El sistema estructural se compone de muros y losas de hormigón armado encofrados con tablones de madera de pino y pilares de acero corten conformados con pletinas. Todos estos elementos definen la imagen y el carácter del edificio, aportando sencillez a la materialidad de la pieza. La materialización se complementa con pavimentos de piedra natural y revestimientos verticales de madera que aportan calidez a los interiores. Los pilares de acero generan graduaciones lumínicas, establecen filtros visuales y protegen el interior de la incidencia directa del sol.

  • La materialidad que genera el repertorio de texturas de los elementos estructurales vistos juntamente con la luz natural califica y determinan los ambientes que se respiran en cada espacio, acompañando el duelo de los visitantes a cada paso. De este modo, cada espacio queda iluminado por una luz específica y diferente del resto. En esencia, luz y materia.

  • Tanatorio Sant Joan Despí, Barcelona
  • Batlle i Roig Arquitectes
  • Fotografía; Jordi Surroca
  • 2009-2011
  • www.batlleiroig.com